Etiquetas

, , , , , , , , ,

Una vez expuestas las diferentes teorías sobre la decisión del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán Griñán, de no volverse a presentar como candidato, vamos a repasar quiénes son los cuatro socialistas que se postularon como candidatos a las Primarias y sus respectivas estrategias:

Candidatos a las Primarias del PSOE de Andalucía.

-Marco Antonio Encinas Romero: fue el último en dar a conocer que trataría de reunir los 6.800 avales (15% del total de militantes) que se requieren para concurrir a las Primarias. Encinas es un militante de base de Torrox (Málaga) y, hasta que decidió presentarse, era un desconocido absoluto. Curiosamente, fue el único, junto a Susana Díaz, que decidió presentar sus avales en la sede del PSOE andaluz el pasado 17 de julio. Sólo logró reunir 45. Consciente desde el principio de la enorme dificultad de reunir los avales, se declaró “ilusionado” y comentó que “muchos militantes pueden pensar que soy alguien que rompe con la dinámica del juego”. Tras entregar sus avales, explicó lo obvio: que “no contaba con la estructura y el aparato del partido, como Susana”. Encinas declaró que “yo quiero que haya urnas y no porque esté en contra de nadie, sino porque una vez que se abre un proceso de primarias lo lógico sería que hubiera votación; creo que no es malo”. Por este motivo, expresó su deseo de que algún otro candidato lograra reunir los avales, cosa que no sucedió.

Candidato a las Primarias de Torrox.

A sabiendas de que sólo un milagro podía permitirle llegar a las Primarias, la estrategia de Encinas ha sido la única posible: presentarse como un candidato de base alternativo al anquilosamiento del aparato. La valentía de dar el paso, su tenacidad y coherencia al reunir y presentar sus avales 45 avales, así como la difusión que su propuesta ha encontrado en los medios de comunicación, podría ayudarle en un futuro a posicionarse como una figura de mayor relevancia política.

-José Antonio Rodríguez Salas: es el alcalde de Jun, un pequeño pueblo de Granada. Sin embargo, no es en absoluto un desconocido para quienes siguen la política andaluza e incluso española. Desde hace unos meses Rodríguez aparece en programas de radio y de televisión. Ha ganado mucho prestigio por ser, tras el presidente Mariano Rajoy, el político español con más seguidores en Twitter. Es un abanderado de las nuevas tecnologías y en Jun ha logrado utilizarlas con éxito para la gestión municipal. Sus vecinos le valoran, puesto que su candidatura logró más votos en las últimas Elecciones Locales que el resto de partidos juntos. Desde que se anunció la convocatoria de Primarias alentó la posibilidad de encabezar o apoyar una candidatura alternativa a Susana Díaz. Finalmente fue él quien se presentó. Rodríguez, quien apoyó públicamente a Rubalcaba en el anterior Congreso, fue endureciendo sus críticas contra Díaz y la dirección andaluza conforme avanzó esta breve precampaña. Incluso llegó a tratar de paralizar judicialmente el proceso al defender que era ilegal que el partido no aceptada avales recavados a través de Internet. La justicia no le dio la razón y tuvo que presentar avales recogidos por el método tradicional. Quiso mantener la tensión hasta el final asegurando que le quedaban pocos avales para llegar al número exigido, pero, finalmente, no logró alcanzarlo y ni los presentó.

Alcalde de Jun.

El alcalde de Jun se presentó como una “alternativa fresca” y como el “primer presidente 2.0” que tendrá Andalucía. Explicó que decidió dar el paso ante “el descontento generalizado” y criticó la celeridad del proceso. De Susana en concreto, afirmó que no la ve como presidenta. De otro de sus rivales, el consejero Luis Planas, sospecha que era “la marca blanca de Griñán”. También considera que “no tiene contacto con la militancia”. Pese a no haber conseguido presentarse a las Primarias, Rodríguez confiesa que “me considero ganador porque he despertado conciencias”. Y es que el primer edil de Jun, transpira optimismo: “Ahora, los aparatos de los partidos, y no solo el mío, tienen razones para preocuparse. Les hemos puesto contra las cuerdas. Las campañas en la Red funcionan. David le ha dado una pedrada a Goliath, y la próxima vez, el pequeño puede tumbar al gigante”, añadió en declaraciones a ‘El País’.

A pesar de posicionarse contra el aparato, Rodríguez ha ganado mucho con este envite. Se ha posicionado como un referente de los críticos a Griñán y Díaz y como un político de mucha más proyección pública y notoriedad. Su estrategia se ha basado en su buena reputación on line y en su apuesta por la cultura 2.0 (apertura a la sociedad, participación, etc…). En este sentido, ha buscado deslegitimar el proceso de Primarias denunciado el favoritismo del aparato con Díaz y las condiciones leoninas recogidas en los estatutos para los aspirantes.

-Luis Planas: no es un político mediático, ni tampoco un dirigente especialmente conocido por los andaluces. Sin embargo, es un veterano peso pesado de la política andaluza y española. Ha sido diputado en el Congreso, parlamentario europeo, vicepresidente del Grupo Socialista Europeo, consejero de Agricultura y de Presidencia con Manuel Chaves y embajador de España en Marruecos de 2004 a 2010. Inspector de trabajo de profesión, actualmente es consejero de Agricultura. Es el aspirante de más edad y fue el primero en hacer pública su voluntad de concurrir a las Primarias, antes incluso que Susana Díaz. Es una figura con cierto prestigio en los círculos políticos. En su currículo destaca ser miembro fundador del Transatlantic Policy Network, la Gran Cruz del Mérito Civil de la República de Austria (1995) y el Gran Cordón de la Orden Wissam al Alaui de Marruecos (2011). Por el contrario, le falta arraigo en la militancia y en el aparato del partido.

Mejor con Planas.

Por su condición de miembro del Gobierno y su amistad con el presidente, al principio de la precampaña se le tildó de ser la marca blanca del griñanismo, teoría que hoy día resulta bastante improbable por las críticas vertidas y por la convicción con que ha defendido su candidatura.

Sí que puede ser cierto que su cercanía a Griñán y su cargo de consejero le han hecho evitar una posición tan crítica como la del alcalde de Jun, lo que responde a una estrategia inteligente y a un relato coherente. En cualquier caso, Planas tampoco renunció a criticar el proceso y a expresar su convicción de que se deberían haber aplicado las normas de forma más flexible para que hubiera unas elecciones auténticas. En tiempos en que la ciudadanía reprocha a sus representantes la falta de preparación, Planas jugó la baza de su currículo y de su capacidad intelectual, llegando a retar a Díaz y al resto de candidatos a un debate. El actual consejero de Agricultura lanzó una web de su campaña (‘Mejor con Planas’), presentó su candidatura en un acto público y contó con un jefe de campaña, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, un parlamentario andaluz avezado en comunicación política desde su paso por la portavocía y la Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Sevilla. En una entrevista sin desperdicio concedida al diario ‘El Mundo’ el pasado domingo, Gómez de Celis declara que las Primarias se organizaron para que nunca se celebraran realmente.

-Susana Díaz: esta joven sevillana de orígenes guerristas confirmó su condición de favorita. Es la mano derecha de Griñán en el partido y en la Junta de Andalucía, donde ocupa, respectivamente, los cargos de vicesecretaria general y consejera de Presidencia. Será proclamada candidata socialista a los comicios de 2016 después de ser la única capaz de reunir más de los 6.800 avales exigidos. A pesar de las acusaciones de haber utilizado censos y recursos del partido en beneficio de su candidatura, Díaz presentó 21.179 avales verificados, lo que significa que cuenta con el apoyo de la mitad de la militancia. De forma similar a los sucedido con las exministras Aído y Pajín, desde la derecha critican su currículo profesional (sólo ha trabajado para el PSOE) y la señalan como paradigma del apparatchik y escaso mérito. El presidente Griñán elogia su actitud “nada sectaria en el sentido institucional del término”, cualidad que, a su juicio, le ha servido para solucionar problemas con IU, formación con la que los socialistas mantienen un pacto de Gobierno en la comunidad andaluza. En el escaso año que lleva en el Gobierno no ha cometido grandes tropiezos, si bien es verdad que a partir de ahora sus movimientos se analizarán con una lupa mucho mayor.

La vicesecretaria general del PSOE-A-

Como suele suceder con los candidatos favoritos, Díaz desarrolló una campaña en la que se evitaron los riesgos. Fue prudente en sus declaraciones y evitó entrar al trapo de las críticas del resto de aspirantes. También evitó escenificar en demasía el apoyo de la dirección, la cual se limitó a hacer el trabajo interno asegurando los avales. Sí exhibió Susana otros apoyos de renombre, como el del primer presidente de la Junta de Andalucía, Rafael Escuredo, que fue el primero en avalar a la vicesecretaria general. También organizó un potente acto en Sevilla para presentar su candidatura, que tuvo una amplia cobertura mediática.

En el futuro analizaremos con más profundidad el estilo comunicativo de Susana Díaz y de otros dirigentes políticos andaluces. De momento, nos limitamos a señalar dos incógnitas importantes para el futuro político de Andalucía. ¿Dimitirá Griñán antes de que finalice la legislatura para que Díaz se curta en la Presidencia y aproveche el filón mediático antes de presentarse? ¿Adelantará las elecciones autonómicas el PSOE pese a la opinión contraria de IU?

Fuente de las imágenes: ABC de Sevilla, 20 Minutos, El Correo de Andalucía, ABC y ABC.