Etiquetas

, , , , , , , ,

Rueda de prensa de despedida de Carme Chacón.

En las postrimerías del mes de agosto los socialistas españoles han generado otra auténtica bomba informativa en el ámbito de la política. Carme Chacón, rival de Alfredo Pérez Rubalcaba en el último Congreso del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), deja su escaño en la cámara baja para marcharse a dar clases en el Miami Dade College y colaborar como analista política en una televisión floridana. Al poco de hacerse pública su renuncia, la exdiputada del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) -formación que representa al PSOE en Catalunya- dejó muy claro que se trataba de un “viaje con billete de ida y vuelta” y que seguía aspirando a la renovación del Partido Socialista. ¿Es acertada su estrategia? Algunos especialistas en política española lo están cuestionando sobre todo a raíz de la última encuesta de Metroscopia, la primera en años que sitúa al PSOE por encima del PP en intención de voto. Antes de exponer algunas ventajas e inconvenientes de esta estrategia, ofreceremos unas pinceladas de la comunicación de Chacón y de su última comparecencia: 

 Una política con imagen

Carme Chacón no es precisamente una política que improvise sus decisiones o que esté poco asesorada. Entre sus apoyos más valiosos está la cadena La Sexta y su marido Miguel Barroso, exsecretario de Estado de Comunicación durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. No obstante, estos respaldos le han valido en alguna ocasión duras críticas desde el interior del partido.

En aquella etapa Chacón fue una de las ministras mejor valoradas por la opinión pública de todos los Gobiernos de ZP. La diputada de Esplugues del Llobregat (Barcelona) logró cultivar una buena imagen a base de una política efectista que, como describe el diario ABC, la convirtió en uno “de los iconos representativos” y en “la figura emergente de ese periodo”. Siempre se identificó mucho con el anterior líder socialista. Con él comparte estilo y habilidades comunicativas, si bien es cierto que ha recibido críticas por motivos similares a Zapatero: según algunos peca de un exceso de frivolidad que tiende a sustituir el contenido ideológico por los eslóganes. Sea como fuere, su inteligencia y sus dotes para la política están fuera de toda duda. Ambas cosas –frivolidad e inteligencia- fueron percibidas por la embajada de los Estados Unidos en España según filtró Wikileaks.

Dos renuncias distintas: de la tristeza al optimismo

La comparecencia del pasado 27 de agosto fue, desde el punto de vista de la comunicación, mucho mejor que las dos anteriores importantes: la que convocó para anunciar que renunciaba a presentarse a las Primarias y el discurso ante los delegados del último Congreso del PSOE, en el que no estuvo lejos de conquistar la Secretaría General. Sobre este último se han criticado varias cosas: que lo leyó algo nerviosa, que el tono fue agresivo, pero, sobre todo, que el contenido estaba más dirigido al votante de unas Elecciones Generales que al delegado socialista de un cónclave. Chacón parece ahora mucho más feliz con su decisión, una circunstancia que sabido transmitir a los receptores. Entre la foto del anuncio de su renuncia a las Primarias de mayo de 2011 y esta última comparecencia media un abismo. Lucía Méndez apunta en el diario El Mundo que “la primera es casi en blanco y negro y la segunda es en color”. “Chacón anunció la primera renuncia con ojeras, gesto triste y chaqueta negra. Sin embargo, esta semana escenificó su segunda renuncia de forma optimista incluso en el color del vestido”, continúa Méndez.

Chacón en ruedas de prensa.

Después de este preámbulo, exponemos nuestro particular análisis DAFO de la renuncia:

Debilidad: la mayoría de las críticas, especialmente las que llegan desde dentro de su partido, se basan en que la renuncia es vista como una huida ante los momentos difíciles que afrontan los socialistas, incapaces, según los sondeos, de recuperar la confianza de los ciudadanos.

-Amenaza: con su marcha a Miami, Chacón se aleja del meollo. Se distancia inevitablemente de sus correligionarios en el partido y en el Congreso de los Diputados, y corre el riesgo de que los ciudadanos la olviden, sobre todo si el PSOE despega en las encuestas. Desde Miami le será difícil opinar sobre cuestiones de la actualidad española o fortalecer su proyecto de renovación interna. Desde la lejanía miamense no le será fácil impulsar su candidatura a las futuras Elecciones Primarias.

-Fortaleza: como dice José Antonio Zarzalejos en El Confidencial, Chacón “demuestra que ella tiene profesión, en este caso la docente”. No es asunto baladí en momentos en los que los españoles, que consideran a los políticos uno de los principales problemas del país, se quejan amargamente de la falta de formación y profesión de una gran parte de la clase política, repleta de personas mediocres cuyo único mérito es medrar y conspirar al amparo de aparatos anquilosados. Su fichaje por el Miami Dade College es una oportunidad para poner en valor sus posgrados en Canadá, Reino Unido y Suiza, así como sus amplios conocimientos de inglés y francés.

-Oportunidad: nadie puede predecir el futuro, pero todo apunta a que en la presente legislatura se producirán nuevos choques entre el PSC y el PSOE con motivo del llamado derecho a decidir de Cataluña. En febrero este conflicto llegó a su máximo apogeo cuando los diputados del PSC rompieron la disciplina del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados al votar a favor de las resoluciones de Convergència i Unió (CiU) e Iniciativa per Catalunya-Els Verds (ICV) por el derecho a decidir. En aquella ocasión Chacón, militante del PSC y diputada por Barcelona, se vio entre la espada y la pared y decidió no emitir voto alguno. Como se suele decirse, se salió por la tangente, pero enfadó a unos y otros, al tiempo que dio una imagen ambigua. En Miami, Chacón se pone a salvo de este avispero, que a buen seguro volverá a generar tensiones. Hay que tener en cuenta que Chacón no puede ganar unas Elecciones Primarias sin el respaldo del PSC, ni ser presidenta del Gobierno de España defendiendo un referéndum de independencia para Cataluña. Al margen del problema catalán, si el PSOE mantiene malas expectativas electorales, el actual secretario general socialista, Pérez Rubalcaba, se quemará, mientras ella, que acusará mucho menos el desgaste desde La Florida, emergerá como la mejor alternativa para renovar el partido y ganar los comicios generales.

Fuente de las imágenes: rtve.es y elmundo.es