Etiquetas

, , , , , ,

Carlin recoge el Premio de Periodismo "Agustín Merello".

El pasado jueves asistí a la entrega del Premio de Periodismo “Agustín Merello, que cada año otorga la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC). Este año el galardonado fue uno de los periodistas a los que más admiro: John Carlin. Tras sus siempre interesantes palabras, tuve el privilegio de compartir una breve conversación con él acera de comunicación política, deportiva y liderazgo.

En la Europa actual, Carlin no encuentra muchos líderes políticos que destaquen por sus habilidades comunicativas. Algunos de los que, a su juicio, referentes de la comunicación política proceden de los Estados Unidos. Al margen de las ideas y de la gestión política, de los dirigentes en activo se queda con la habilidad de Obama para comunicar. También considera que Hilary Clinton comunica bien y, sobre todo, que tiene muchas posibilidades de ser la primera presidenta de la historia de los Estados Unidos. En este sentido hay que incidir en que, en su opinión, su marido, el expresidente Bill Clinton “es el mejor”, pues, según sus propias palabras, “tiene una capacidad de comunicar impresionante”. 

Al otro lado del charco, a este prestigioso periodista hispano-británico no se le ocurren muchos ejemplos reseñables. Apenas encuentra a nadie que ilusione al electorado y llegue al pueblo. Al líder del Partido Laborista británico, Ed Miliband, lo ve “anticuado comunicando” y, en ocasiones, hasta pésimo. A pesar de que ha expresado públicamente su desacuerdo con la opción independentista de Escocia -hay que recordar que su padre era escocés-, Carlin estima que el todavía ministro principal y líder del Partido Nacional Escocés (SNP), Alex Salmond, “sabe comunicar bien”. De hecho, ha sabido conectar con una parte descontenta de la población escocesa para que su proyecto político haya ganado muchos apoyos en los últimos años.

En España, el autor de ‘El factor humano’ y ‘La sonrisa de Mandela’ evoca a Felipe González, a quien considera “un comunicador genial”. Y es que, como le comentaba en broma, otro compañero que asistió al acto, conocer personalmente a Nelson Mandela también tiene sus efectos negativos: después de hablar con él ya te cuesta valorar a otros líderes. Al escuchar este comentario, Carlin, apasionado del deporte, sonrió, asintió y añadió: “es cómo ver al Barça de Guardiola, los demás equipos ya te saben apoco”.

El entrenador del Bayern de Múnich, Josep Guardiola.

Precisamente en lo que respecta al mundo del deporte, el periodista de ‘El País’ valora el liderazgo de Guardiola. Al ‘Cholo’ Simeone lo define como un crack, en especial por su facilidad para motivar a los jugadores. Y al controvertido José Mourinho, le reconoce la habilidad de transmitir el mensaje que quiere a través de los medios.

Finalmente, termino este artículo recomendándoles a todos ustedes la lectura de los artículos y libros este enorme periodista y escritor, de los pocos capaces de regalarnos literatura pura desde la sección de deportes. Yo esa noche me acosté sonriendo con esa pequeña reflexión del mencionado compañero que interpeló a Carlin sobre ese que yo he denominado “factor Mandela y Guardiola”, el que provoca el conocer a líderes o equipos únicos en la historia.

Mandela le da la mano al capitán de la selección sudafricana de rugby.

Fuente de las imágenes: El Atril, puntopelota.es y blogs de Diario Sur.

Anuncios