Etiquetas

, , , , ,

En lo que a la comunicación política se refiere, hay vida más allá de Europa y América. En aras de abrir más nuestro blog y ofrecer una mirada más plural en relación a este campo, hoy queremos dirigir nuestra mirada al continente asiático y al mundo musulmán.

Secretario general de Hizbulá

La suerte de Guerra Fría que libran actualmente las dos grandes potencias islámicas del globo -Arabia Saudí e Irán- me ha llevado, de forma fortuita, a detenerme en las similitudes existentes en el liderazgo y las capacidades comunicativas de los principales dirigentes políticos del islamismo chií: Ruholá Jomeini (fundador de la República Islámica de Irán), Hasán Nasralá (secretario general de Hizbulá, el Partido de Dios libanés), Abdelmalek al-Huti (líder del movimiento popular yemení Ansarolá) y Móktada al-Sadr (anterior referente del iraquí Bloque Sáder y su Ejército del Mehdi).

Muchos lectores discreparán en sus opiniones acerca de cada uno de estos dirigentes político-religiosos. En su potencial para comunicar, seguro que hay más consenso. Destacamos algunas de sus características: 

Oradores locuaces:

-Habilidad para pronunciar discursos prolongados.

-Capacidad de improvisación.

-Acierto en el uso del lenguaje.

Líderes carismáticos:

-Seguridad y confianza en sí mismos.

-Poder de seducción con amigos y enemigos.

Comunicadores a través de la imagen:

-Cuidada puesta en escena.

-Indumentaria con signficado.

-Halo de misterio.

Experimentados spin doctors:

-Marcan la agenda mediática.

-Utilizan medios de comunicación propios.

-Estrategias para medios occidentales.

Ideólogos revolucionarios:

-Sólida formación religiosa.

-Discurso antimperialista y antisionista.

-Vertiente social en su acción política.

Feroces combatientes:

-Extreman las medidas de seguridad para protegerse.

-Ponen en valor su experiencia en el campo de batallas (los que la tienen).

En otro artículo quizás desarrollaremos más este tema.

Fuente de la imagen: YouTube

Anuncios