Etiquetas

, , , , , , , ,

Candidatos al 20D

El recién concluido 2015 ha sido un año clave para la política española. Hemos asistido a la irrupción definitiva de dos nuevos actores -Podemos y Ciudadanos- en un escenario político nacional dominado por décadas de bipartidismo. Estos dos partidos emergentes son considerados adalides de lo que ha venido a llamarse Nueva Política. Este concepto es citado frecuentemente en tertulias y artículos para referirse a nuevas formas de entender la política. Por Nueva Política puede entenderse mayor apertura, transparencia y participación, una concepción alternativa a la cultura política que ha caracterizado a la España de los últimos lustros. Pero lo cierto es que estamos ante una expresión a la que a menudo se invoca vacío de contenido, a veces como sinónimo -no siempre justo- de los partidos emergentes.

Así pues, ¿existe realmente la Nueva Política? Yo pienso que sí, aunque a menudo aparezca ante nosotros como un concepto ambiguo o ambivalente. Para mí, la Nueva Política es, ante todo, comunicación. 

Más allá de valores, prácticas y otros rasgos, lo que más une a políticos innovadores de las distintas formaciones es la importancia que le dan a la comunicación y su efectividad para utilizarla. Quienes estudiamos la comunicación política abusamos con frecuencia de cierta crítica soberbia contra gobiernos y partidos políticos. Yo, en cambio, soy de los que piensan que las cosas hay que verlas con más humildad y realismo. La culpa no es siempre de la comunicación, ni quienes la gestionan lo hacen tan mal. Así pues, en este artículo me gustaría apuntar que en los últimos meses tanto los viejos como los nuevos políticos han encontrado nuevas formas de comunicar con éxito su mensaje, si bien no todos estos movimientos deben calificarse de Nueva Política. Repasemos algunas claves:

-Izquierda Unida: entre los nuevos valores del panorama político actual habría que destacar al candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón. La pasada legislatura fue el diputado más joven del Congreso. Garzón rezuma esa frescura propia del Movimiento 15M, donde empezó a dar que hablar por su elocuencia y su enorme habilidad para comunicar. Una habilidad que lo ha llevado a las más altas esferas de poder en la coalición, cuyo proyecto ha defendido con audacia en los platós de televisión.

Alberto Garzón en La Sexta Noche.

-Ciudadanos: desde aquel cartel electoral en el que apareció desnudo en las Elecciones Catalanas del 2006, su líder, Albert Rivera, ha demostrado ser un virtuoso de la comunicación. Ciudadanos es un muy buen producto desde el punto de vista del marketing electoral. Rivera tiene imagen, instinto para seleccionar los mensajes y una habilidad única para comunicarlos a través de la televisión. Su fuerte son los debates. Cabe recordar que fue campeón nacional de la Liga Universitaria de Debate en 2001.

Albert Rivera desnudo

-Podemos: estamos ante un partido que tiene su germen en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid y que nació al calor de la creciente popularidad de su máximo dirigente en las tertulias de televisión. Es una formación muy sofisticada desde el punto de vista intelectual. En su éxito ha sido crucial el estudio de encuestas, la utilización del lenguaje, y, sobre todo, el uso de la televisión. Conceptos como los significantes flotantes o el framing se han revelado como poderosas armas para hacer llegar el mensaje de ‘Podemos’ a la ciudadanía. No en vano, sus fundadores fueron asesores de partidos y gobiernos, auténticos apasionados de la comunicación política.

-PSOE: además de la telegenia de Pedro Sánchez, conviene recordar que el secretario general de los socialistas fue el primero en sacar provecho del politainment (la aparición de políticos en programas de entretenimiento) en la carrera hacia el 20D. En septiembre de 2015, con la conversación telefónica con Jorge Javier Vázquez sobre el Toro de la Vega en ‘Sálvame’ se abrió la veda de la política pop en la precampaña.  En poco menos de un mes, las apariciones de Sánchez en la pequeña pantalla fueron continuas. En esta táctica ha sido clave su asesora personal, Verónica Fumanal, que cuenta con importantes contactos en el mundo de la televisión. Curiosamente Fumanal fue una de las asesoras más influyentes de Rivera antes de que el barcelonés decidiera exportar su proyecto político al resto del Estado.

Sánchez jugando al baloncesto.

-PP: en numerosas ocasiones a Mariano Rajoy se le ha reprochado su inmovilismo ante una supuesta necesidad de hacer cambios, sobre todo en la comunicación se refiere. Sin embargo, las Elecciones Locales de 2015 espolearon al PP para renovar su imagen y su dirección. Tres jóvenes y buenos comunicadores como Andrea Levy, Pablo Casado y Javier Maroto se convirtieron en vicesecretarios para mejorar la difusión del proyecto del PP a través de los medios de comunicación. Desde entonces, los populares han tratado de dar un giro social a su mensaje y de humanizar a su candidato, el presidente Rajoy. Esto último incluye su participación en diversos programas de entretenimiento para hablar de temas más livianos. El baile de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en El Hormiguero o el vídeo sobre el votante hipster del PP son algunos de los hitos de la campaña popular.

Fuente de las imágenes: Diario Mediterráneo, Periodista Digital, El Confidencial Andaluz y Antena 3.

Anuncios