Etiquetas

, , , , , ,

Rusia como enemigo en las series de TV

El pasado jueves 6 de abril tomé parte como ponente en el II Congreso Internacional Comunicación y Pensamiento. Internet y redes sociales: nuevas libertades, nuevas esclavitudes, que tuvo lugar del 5 al 7 del mismo mes en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. En concreto, participé en Simposio número 13, titulado ‘Lógicas, lenguajes y formatos en la era de pospolítica, coordinado por el profesor doctor Pablo Vázquez Sande. Mi ponencia se titulaba ‘La nueva Guerra Fría en la pequeña pantalla: Rusia como enemigo en las series de televisión’. Mi exposición tuvo buena aceptación, para mí fue una experiencia muy positiva, entre otras cosas porque posteriormente me enriquecí intercambiando ideas con varias de las personas que asistieron al congreso. Por ello, agradezco la invitación tanto al profesor Vázquez como a los organizadores del evento la confianza depositada en mí.

En este estudio que les comento, según el propio resumen que entregué, profundizo en cómo las series de ficción televisivas retratan las tensas relaciones que desde hace unos años mantienen Estados Unidos y la Federación Rusa. A través de un recorrido por algunas de las series políticas más importantes del momento, realizo un análisis crítico de cómo las series de televisión son utilizadas como arma de propaganda en esta nueva Guerra Fría de manera similar a como lo fue el cine en el siglo XX.

Más que denunciar la intención ideológica de los creadores de estas grandes producciones, describiremos cómo las ficciones audiovisuales son un fiel reflejo del contexto político internacional en el que surgieron, un claro espejo del pensamiento dominante en una sociedad. Es la época de la pospolítica: los intereses geoestratégicos de las élites quedan al desnudo sin apenas barniz ideológico. Incluso de manera inconsciente, un pueblo expresa sus prejuicios, sus miedos y sus sentimientos a través de la pequeña pantalla. En este sentido uno de nuestros objetivos es desgranar cómo Rusia y los rusos son retratados en las series, que son hoy día un producto de consumo audiovisual masivo.

Terminamos con una reflexión sobre si la forma en que las series influyen en la opinión pública sobre temas internacionales a través de las emociones no son también una variante de esa posverdad, un concepto que desde el mainstream mediático sólo se vincula a determinados líderes y opciones políticas.

Comparto con ustedes la presentación:

 

En un próximo post desarrollaremos más el contenido de la ponencia.

 

Anuncios