Etiquetas

, , , , , , , ,

Durante la gala de la edición de 2017 de los Napolitan Victory Awards, celebrada a finales del pasado mes de agosto en la Universidad de Georgetown (Washington D.C), los asistentes recibieron un ejemplar de ‘Washington Compol’, una magnífica revista sobre comunicación política editada por MPR Group y dirigida por Jéssica Osorio. Por invitación de su directora, contribuyo a este segundo número de la publicación con un artículo sobre lo que más me gusta, las series políticas. Comparto con ustedes el texto:

Las campañas electorales son pura emoción y adrenalina. Hablamos de la hora de los valientes, de una carrera de pocos días en las que los candidatos se juegan el todo por el toro. Su tendencia a la espectacularización y la dramatización no ha pasado desapercibida para las grandes productoras y cadenas de televisión, que han convertido a la contienda electoral en el telón de fondo de tramas trepidantes que triunfan en la pequeña pantalla. Compartimos con ustedes un breve ranking de las mejores series en las que aparecen campañas electorales:

-‘El ala oeste de la Casa Blanca’: estamos ante la serie política por antonomasia,  un clásico aclamado por crítica y público. Se centra en el día a día del equipo de asesores más cercano al presidente, si bien las dos últimas temporadas son auténticos cursos magistrales de cómo funcionan las campañas electorales en Estados Unidos. La sexta temporada es el vibrante relato de Matt Santos, un candidato outsider de origen latino que se enfrenta en las primarias a los pesos pesados del Partido Demócrata. Sorprendentemente, hablamos de un personaje basado en Barack Obama cuando éste era sólo un desconocido senador. La séptima temporada desgrana los pormenores de la carrera a la Casa Blanca desde el punto de vista de los estrategas. Antológico el capítulo en el que los dos candidatos presidenciales celebran un debate de altura en tiempo real.

-‘House of Cards’: en una lista de series políticas no podía faltar el buque insignia de Netflix. La quinta y por ahora última temporada aborda la campaña del ambicioso matrimonio Underwood, interpretado por Kevin Spacey y Robin Wright, el cual lucha por permanecer en la Casa Blanca como compañeros de ticket electoral. Aunque es una de las temporadas más flojas, es una de las series imprescindibles para los compolholics. Lo que sí pasará a la historia de la televisión es la campaña de marketing de la temporada, basada precisamente en la campaña electoral de Frank Underwood. La confusión entre realidad y ficción llegó a límites insospechables.

-‘Scandal’: esta creación de Shonda Rhimes es otra de las superproducciones que arrasa en las parrillas de todo el mundo con una trama política. Kerry Washington borda el papel de Oliva Pope, un personaje basado en una spin doctor real que dejó la Casa Blanca para dirigir una empresa dedicada a solucionar crisis. En las últimas temporadas Pope no resiste la tentación de dirigir la campaña de Fritzgerald Grant, lo que complica aún más la trama paralela centrada en la compleja relación entre ambos y la primera dama, Mellie Grant, quien no quiere quedar relegada al papel de mujer florero. En el capítulo ‘The trump card’ (‘La carta ganadora’) la serie hace un guiño a la irrupción del hoy presidente Donald Trump en las primarias del GOP. El argumento de las últimas temporadas experimenta unos giros folletinescos que no dejan indiferente a ningún espectador.

-‘Borgen’: no queríamos terminar nuestra selección sin un par de recomendaciones europeas. A nuestro juicio, ‘Borgen’ es, junto a ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, la serie política más realista y de mayor calidad. Es perfecta para conocer cómo funciona un sistema parlamentario como el danés, más propio de Europa que el presidencialista, predominante en el continente americano. A pesar de que la serie se centra más en los dilemas cotidianos que afronta la primera ministra Nyborg, los primeros capítulos de la primera temporada y en los últimos de la tercera están ambientados en campañas electorales. ‘Borgen’ retrata de forma fidedigna cómo los medios de comunicación cubren las campañas electorales y la actualidad política en general: entrevistas, debates, titulares sensacionalistas, etc. Además del mensaje de esperanza hacia la política, lo más instructivo es la forma en la que expone cómo se negocia en parlamentos fragmentos para alcanzar acuerdos de gobierno.

-‘Marseille’: hemos escogido este otro producto de Netflix porque en su primera y hasta el momento única temporada comienza una campaña electoral de ámbito local. Es una buena oportunidad para ver a Gérard Depardieu en el papel del alcalde de la segunda ciudad más importante de Francia. ‘Marseille’ es un retrato de la corrupción que anida en algunos gobiernos municipales, de la adicción al poder de algunos gobernantes y de las dificultades que siempre acarrea todo relevo tras una etapa de hiperliderazgo. El duelo entre el alcalde y su delfín es todo un thriller psicológico lleno de sorpresas.

Éstas son, desde nuestro punto de vista, algunas de las mejores series en las que se desarrollan campañas electorales. Pero la lista es mucho más amplia. En ‘Political animals’, ‘Veep’, ‘Madam Secretary’, ‘The good wife’, ‘Homeland’ o ‘1992’ pueden encontrarse retazos interesantes de campañas electorales ficticias. Pero que a nadie se lo olvide que la realidad supera siempre a la ficción.

Fuente de las imágenes: Washington Compol y Tv Spoiler Alert.

Anuncios