Etiquetas

, , , ,

El pasado viernes 11 de mayo presenté en la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) ‘Política en serie. La ficción que inspira el poder’. Más que por la cantidad de personas que se acercaron -que no estuvo mal-, el acto me gustó por las interesantes conversaciones tras mi exposición mantuvieron los allí presentes.

¿Qué es ‘Política en serie’?

Es un ensayo cuya primera edición se publicó en noviembre de 2016. Estamos ante una obra coral de diez capítulos, escrita por doce profesionales de la comunicación política e institucional. La editorial que lo publicó es Libros.com. Junto a Diana Rubio soy el coordinador del libro, en el que también participé escribiendo en colaboración con otros amigos seriéfilos y especialistas en comunicación política. Sus nombres son: Toni Aira, Juan Carlos Calderón, Imma Aguilar, Begoña Gozalbes, María Vázquez, Ignacio Martín, Fernando Cuñado, Xavier Peytibi, Santiago Castelo y Eli Gallardo.

Yo escribí ‘El Ayuntamiento en la pequeña pantalla’, un capítulo que analiza cómo la administración municipal y la política local aparecen en las series de televisión. En él, nombro a políticos reales y hago referencia a situaciones que he vivido en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, pero de las que he encontrado paralelismos en la pequeña pantalla.

El prologuista es Jorge Carrión, un joven y prestigioso escritor nacido en Tarragona que escribe frecuentemente sobre series. Es un honor para nosotros el haber podido contar con él.

 

¿De qué trata el libro?

Como hemos señalado, es una obra coral que profundiza en cómo importantes aspectos de la política actual se ven reflejados en los seriales más exitosos del panorama televisivo mundial. Partiendo de la figura del asesor político, profesión que desempeñan los personajes de algunas series, los autores hemos querido mostrar como en ocasiones la ficción televisiva es el mejor espejo de lo que sucede dentro de gobiernos y medios de comunicación. ¿Por qué motivo? Pues principalmente porque algunas de estas series están muy bien documentadas y hablan de política de forma didáctica a la vez que divertida (podemos decir incluso que son adictivas). Y porque, como dice el tópico, la realidad supera siempre a la ficción.

El libro consta de diez capítulos independientes y escritos por diferentes autores que tienen como hilo conductor la comunicación política y las series de televisión. Es un volumen transversal, ya que cada capítulo no habla de una serie en concreto exclusivamente, sino de cómo distintas series abordan un mismo tema. Algunos de los asuntos que elegimos son: los guionistas, la situación de la mujer, los ayuntamientos, los eventos, los lobbies, la retórica religiosa, las TIC y las negociaciones y pactos de gobierno. Algunas de las series que mencionamos son: ‘El ala oeste de la Casa Blanca’, ‘House of Cards’, ‘Borgen’, ‘The Newsroom’, ‘Scandal’, ‘The Good Wife’, ‘Veep’, ‘K-Street’, ‘Ray Donovan’, ‘Señora Presidenta’ (‘Commander-in-Chief’), ‘Secret State’, ‘Boss’, ‘The thick of it’, ‘Parks and Recreations’, ‘Tyrant’, ‘Los Kennedy’, ‘Homeland’, ‘Castle’, ’24’, ‘Political Animals’, ‘Madam Secretary’, ‘Mujeres desesperadas’, ‘Asuntos de Estado’, ‘The Wire’, ‘Show me a hero’, ‘1992’, ‘Crematorio’, ‘Gitana’, ‘Isabel’, ‘Boardwalk Empire’, ‘Marseille’, ‘Mar de plástico’, ‘Spin City’ y ‘Yes Minister’.

Es un ensayo que pone el foco en la figura del asesor o spin doctor; y que arroja luz sobre el mundo de la trastienda política. Una clave a tener en cuenta es que sirve para poner en evidencia cómo la política real, la de la vida real, y la política ficción, la de las series de televisión, tienen mucha más relación de lo que parece. Son vasos comunicantes.

¿Cómo surgió?

Como anécdota, siempre cuento que la idea se me ocurrió una tarde de verano de 2015 en la que me encontraba en la piscina. Durante aquel estío disfruté leyendo varios libros sobre cine y política, también escritos por varios autores y coordinados por profesores universitarios. Pensé que en relación a la política y al séptimo arte podían encontrarse algunas lecturas interesantes, pero que apenas se había escrito nada sobre series y política y, más concretamente, sobre comunicación política.

En plena Edad de Oro pensé igualmente que una investigación de este tipo podía tener éxito y ser de utilidad para los lectores. Y es que, al igual que sucediera con las de abogados, policías o médicos, actualmente las series sobre política están de moda. Y lo están, entre otras cosas, porque en tiempos de crisis e incertidumbre económica los ciudadanos han pasado del desencanto a la acción.

Más allá de esta reflexión, esta iniciativa responde ante todo a que me apetecía escribir sobre dos de mis pasiones: la comunicación política y las series de televisión. Así que decidí llamar a mi amiga Diana Rubio, a quien le entusiasmó el proyecto. En seguida nos pusimos a contactar con las personas que terminaron acompañándonos en esta aventura. Todos queríamos vivir una auténtica experiencia.

¿Qué objetivos tiene?

Uno de nuestros propósitos era aportar ideas al debate de la comunicación política a través de una herramienta tan especial como las series. Queríamos desentrañar cómo funciona un mundo tan mitificado y misterioso como el del backstage de la política. Mediante las series teníamos la intención de explicar cómo es esa parte de la política que no se ve, que permanece oculta, y que tiene que ver con los asesores, los gabinetes y las campañas electorales.

Como esa mencionada mitificación es en ocasiones negativa parra quienes asisten y aconsejan a los políticos, hemos tratado de aportar nuestro granito de arena a dignificar la profesión del consultor político, la cual es ejercida por muchos periodistas. Nuestra voluntad era dar más a conocer sus labores cotidianas para que la sociedad los valores y los respete como se merecen. Todos los que hemos tomado parte en ‘Política en serie’ defendemos que la comunicación política es más necesaria para acercar más a la población las decisiones que toman los líderes e incluso para elevar la calidad democrática de una sociedad.

Por otro lado, entre nuestros objetivos estaba también divertirnos, crecer como profesionales y conocer a gente para charlar sobre lo que más nos gusta: política y series.

Finalmente, hay que añadir que los autores decidimos por unanimidad que éste fuera un proyecto solidario, de ahí que acordáramos donar la mitad de los beneficios que genere -la que nos corresponde como autores- a la Asociación Española contra el Cáncer.

¿Qué enfoque le hemos querido dar?

Como la mayoría de los libros sobre cine y política están escritos desde un punto de vista académico, preferíamos que ‘Política en serie’ tuviera un enfoque más práctico y, en mi caso, incluso más periodístico. Esta obra está escrita con un estilo sencillo y directo, con el fin de que fuera lo más didáctica y entretenida posible.

Entre sus autores hay muchos periodistas, lo que ha dejado su impronta, junto a las valiosas aportaciones de politólogos y profesores. Parte de la originalidad del libro es que dentro del campo de la política, se centra en el de la comunicación política.

En definitiva, teníamos la vocación de escribir un volumen que llegar a un público amplio y variado, no sólo a expertos en política o comunicación audiovisual.

 

Anuncios