Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

En líneas generales, los principales partidos políticos encararon las Elecciones Locales del pasado domingo 26 de mayo como una segunda vuelta de las Generales del mes anterior. No sé hasta qué punto este planteamiento ha podido beneficiado a cada una de ellas. Lo que está claro es que las peculiaridades de estos comicios -y los de cada municipio en sí- han condicionado los resultados de manera muy distinta a la deseada por las fuerzas políticas.

Vamos a analizar algunas de las claves de los resultados y de las campañas electorales de los actores más representativos de estos comicios:

 

VOX ya no tiene el viento a favor

VOX ha desarrollado una campaña muy centralizada, impulsada por los actos y declaraciones de sus referentes nacionales. El objetivo era beneficiarse de los vientos favorables que hasta hace poco soplaban a su favor y de la polarización política imperante, evitando apariciones peligrosas en medios de comunicación hostiles. A nivel local, la campaña ha sido discreta. En algunos municipios hubiera sido conveniente dar más a conocer al candidato, celebrar algún que otro acto y estrechar más el contacto con los medios de comunicación.

En cualquier caso, la formación de Abascal no está en el estado de gracia de hace medio año. En este sentido hay que tener en cuenta que la polarización ha activado también a mucho votante de izquierdas. Por último, no cabe duda de que el resultado de las Generales, en el que la división del voto de derechas acabó beneficiando al PSOE, ha llevado a muchos nuevos votantes de VOX a volver al PP.

 

Podemos continúa en declive

Más allá de las distintas marcas con las que ha concurrido a estos comicios, los datos muestran de manera irrefutable que la confluencia de Podemos e IU continúa en caída libre, fundamentalmente por las horas bajas en las que se encuentra el partido liderado por Pablo Iglesias. A la línea crítica de la mayoría de los medios y al daño provocado por el voto útil al PSOE, hay que añadir su crisis interna, que no se refleja solo en escisión del sector errejonista y el distanciamiento de los anticapitalistas, sino en la descomposición de alianzas que hace cuatro años le dieron alcaldías importantes como Madrid, Zaragoza, A Coruña o Santiago de Compostela.

En Andalucía la marca Adelante Andalucía ha resistido mejor, aunque el hecho de que en las Generales y en las Europeas la confluencia haya concurrido con otras siglas ha despistado a algunos votantes. Es cierto que entre Podemos e IU las relaciones no son malas, pero, en lo que a las campañas respecta, se nota que aún falta mejorar la coordinación.

 

Cs centra su campaña en la marca

La campaña de Cs también ha sido de perfil bajo y muy focalizada en promocionar la marca y el carisma de los líderes nacionales. El municipalismo es, sin lugar a dudas, la asignatura pendiente de la formación naranja, que no termina de echar raíces en municipios pequeños y medianos. La excesiva centralización seguramente influya negativamente en que las estructuras locales cuajen y se desarrollen. Y es que el hiperliderazgo de Rivera y la disciplina férrea no están impidiendo que las divisiones se multipliquen por toda la geografía española.

Aun así, estamos ante un partido en continuo crecimiento y cada vez más decisivo a la hora de conformar gobiernos territoriales. La presencia de sus portavoces en los medios de comunicación más importantes del país sigue siendo bastante efectiva. La decisión de la dirección nacional de retirar el cordón sanitario al PSOE beneficiará su papel de partido bisagra y lo fortalecerá a la hora de negociar pactos. Recuperar el centrismo y la transversalidad les puede abrir puertas que decidieron cerrar de cara a las Generales, con resultados no del todo fructíferos.

 

El PP recupera terreno

La mayoría de los analistas coinciden en que para encarar este segundo proceso electoral de la primavera los populares decidieron dar un giro hacia la moderación. Ya el mismo lunes 29 de abril se hacía público el lema “Centrados en tu futuro“. Ese mismo día el presidente nacional del PP, Pablo Casado, calificaba por primera vez a VOX de “extrema derecha”. Este cambio de orientación seguramente ha sido determinante en la mejora de los resultados.

También ha podido ser decisivo el regreso de muchos votantes de VOX y Cs, escarmentados de los efectos negativos de dividir el voto de derechas frente a un PSOE en ascenso. En estas Elecciones Locales y Autonómicas el PP ha hecho valer su experiencia y su fortaleza orgánica. Es quizás el partido con más militantes de Europa y está sólidamente implantado en localidades medianas y pequeñas. Sus veteranos militantes de base y su maquinaria electoral engrasada siempre son cruciales para llevar la campaña a todos los rincones del país. Aparte, el PP cuenta con muchísimos alcaldes, tanto en pueblos como en grandes ciudades, lo que le otorga una ventaja competitiva frente a marcas relativamente nuevas como Cs y VOX.

 

PSOE vuelve a ganar

El PSOE ha conseguido mantener movilizados a muchos votantes de izquierda, a priori más propicios a la abstención que la disciplinada base social de la derecha. Ha sido uno de los factores que han motivado su segunda victoria de 2019.

Los socialistas pusieron en valor su marca, actualmente en un momento álgido, pero sin descuidar la popularidad de algunos de sus candidatos y candidatas. Desde la calle Ferraz plantearon una campaña que evitara errores y que aprovechara el contexto favorable. Sus apuestas por mantener la tensión entre su electorado y por concebir esta cita electoral como una “segunda vuelta” del 28 de abril le han salido bien.

En el programa ‘El Puerto a debate’ de 7 TV analizo en clave local los resultados de las Elecciones Locales del 26 de mayo con Luis Miguel Morales

La propia tarde y noche del domingo día 26 estuve en torno a seis horas en directo en Radio Puerto Emisora Municipal en un programa en directo sobre la mencionada cita electoral. Puedes pinchar en este enlace para escuchar el programa.

60930779_2208007955964623_2951902151770636288_n

Anuncios