Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Mi experiencia como ponente en el Ciclo ‘Political communications Online Series’, organizado por MPR Group, ha sido más que positiva. La doble sesión del webinar que protagonizamos el martes pasado Miguel Jaramillo y yo consiguió batir el récord y llenar hasta la bandera la sala virtual con más de un centenar de asistentes.

Tuve el privilegio de abrir la sesión con mi ponencia ‘Comunicación política y series. ¿Ficción o realidad?’. Como ya anticipé en este blog hace unos días, la charla estuvo centrada en las relaciones entre la política y las series de televisión. Y es que las fronteras entre la política real y la política ficción son más difusas de lo que, a priori, parecen. Más que superar a la realidad, la ficción representada en las series de TV muchas veces se anticipa a ella y, en ocasiones, incluso inspira al poder, como indica el subtítulo del libro ‘Política en serie’, del que soy coordinador y coautor, el cual les invito a leer si les interesa el tema y quieren profundizar en él.

A los profesores y a los profesionales de la comunicación política les aseguro que, a pesar de ser relatos ficticios, las series de televisión pueden ser un instrumento ideal para acercar a a cualquier persona (alumno, cliente, compañero de trabajo, etc) a los campos de la comunicación y la política.

Comparto con ustedes la presentación que expuse durante los más de 45 minutos que duró mi parte del webinar, en los que diserté sobre los vínculos que existen entre política y series:

El vídeo de la presentación estará disponible en la plataforma Bipontino dentro de unos quince días, aproximadamente.

Cuando terminé la conferencia, antes de cederle la palabra al consultor Miguel Jaramillo (cuya conferencia se titulaba ‘Comunicar un gobierno legítimo en tiempos de crisis’), tuve el placer de compartir unos minutos con los asistentes respondiendo a las preguntas que me plantearon. Como no dio tiempo a contestarlas a todas, he grabado este podcast para solventar todas las dudas e invitar a todo el que quiera a continuar la conversación sobre estas dos pasiones mías: la comunicación política y las series televisivas.