Etiquetas

,

El 23 y el 24 de mayo estuve en Villanueva de la Cañada (Madrid), en la Universidad Camilo José Cela (UCJC), para asistir al XVII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos (ALACOP). La experiencia fue muy enriquecedora desde todos los puntos de vista. En primer lugar, para reafirmarme en mi convicción de que los profesionales iberoamericanos (incluyo a españoles y portugueses) deben de crear y fortalecer espacios en los que cooperar. Proyectos como Marketing Político en la Red, el Instituto de Comunicación Política o el rumbo emprendido por la Asociación de Comunicación Política (ACOP) son síntomas de que esta opinión está cada vez más generalizada.

Jornada inaugural del Congreso de ALACOP 2013.

Creo necesario consolidar un tejido asociativo fuerte y diverso en los distintos campos profesionales y académicos de la comunicación política, por lo que iniciativas como el Congreso de ALACOP tienen un enorme valor para todos nosotros. Que, por un lado, la comunicación política esté presente en las universidades e instituciones académicas y que, por otro, los partidos y administraciones públicas demanden cada vez más consultores y técnicos especializados, no es sólo beneficioso para nuestros intereses: también puede ser muy positivo para el conjunto de la ciudadanía. Pero para que la comunicación política sea tenida más en cuenta en las facultades latinoamericanas, los profesionales nos debemos acercar más a las universidades. En este sentido, el Congreso sirvió para que muchos de los asistentes conociéramos al personal y las instalaciones de la UCJC. Ésta es la forma de crear sinergias entre profesionales y académicos que cristalicen en iniciativas de todo tipo: propuestas formativas, eventos, asociaciones, publicaciones, etc.

ALACOP 2013 en Madrid.

Muchos consultores de referencia coinciden en la necesidad de que los profesionales trabajen más por la unidad y debatan sobre el estado de la consultoría política. No me cabe la menor duda de que quienes nos dedicamos a la comunicación institucional o política tenemos más que ganar colaborando que peleando. Así pues, aumentar el corporativismo y la solidaridad es uno de los retos pendientes.

Tanto yo como muchos de los colegas con lo que compartí impresiones pensamos que el Congreso fue bastante útil para avanzar en todos estos objetivos. Y fue así debido a que ALACOP se decantó por un formato muy dinámico caracterizado por el networking y las charlas cortas, lo que permitió que los asistentes nos conociéramos más en profundidad y tuviéramos la posibilidad de enriquecernos con mayor número de ponentes, todo ellos de enorme calidad.

Fuente de las imágenes: www.ucjc.eduhttp://politicaweb.cicoa.com.ar

Anuncios